Encontré esa parte de unos de los largos monologos de Lébédev  en  « el Idiota » de Dostoievski  que veo tremendamente actual.

La literatura del siglo 19 nos ayuda a comprender el 20e lo que, por rebote nos permite entender nuestros días.

« Enseñanme entonces algo que se acerca de esa fuerza en nuestro siglo de vicios y de ferrocarriles” ; yo digo “en nuestro siglo de vicios y de ferrocarriles” por qué estoy ebrio pero verídico. Enseñanme una idea que ejerce sobre la humanidad actual un acción que dice solamente la mitad de esta fuerza. Y atravense a decir que las fuentes de vida no han estado debilitadas, trastornadas abajo de esa “estrella”, abajo de esa red en la cual los hombres se liaron. ¡Y no presuman impresionarme con su prosperidad, con sus riquezas, con la escasez de las hambrunas y la rapidez de los medios de comunicación !

Las riquezas son más abundantes pero las fuerzas declinan ; no hay más ideas que creen lazos entre los hombres ; ¡ todo se ha ablandado, todo está cocido y todos están cocidos ! ¡si, todos, todos, todos estamos cocidos !  …

¿ El  principe Mychkine es un malamati ?


Anuncios