” La riqueza siempre ha sido un bien público”

Arthur rimbaud

Stéphane Hessel acaba de escribir un pequeño libro de 27 páginas que se ha vendido a más 500 000 ejemplares.

Un libro que ha encontrado su época : ¡ Indignaos !

Considerando el valor de ese libro, me permito traducirselos aqui :

93 años. Es un poco la última etapa. El fin no está lejos. Que suerte poder aprovechar ese momento para recordar lo que  ha sido la base de mi compromiso político : los años de resistencia y el programa elaborado por el Consejo Nacional de la Resistencia. Debemos a Jean Moulin, en el cuadro de ese consejo, la reunión de todas las componentes de la Francia ocupada, los movimientos, los partidos, los sindicatos, para proclamar su afiliación a la Francia combatiente y al único jefe que se reconocía : el général de Gaulle. Desde Londres donde yo lo habia alcanzado en marzo 1941, me enteré  que ese Consejo había arreglado un programa adoptado el 15 de marzo 1944, propuesto para la Francia liberada un conjunto de principios y valores sobre los cuales se fundaría la democracia moderna de nuestro país.

Esos principios y valores, los necesitamos hoy día más que nunca. Nos incumbe vigilar todos juntos que nuestra sociedad siga siendo una sociedad de la cual seamos orgullosos : no esa sociedad de sin papeles, expulsiones, sospechas hacia inmigrantes, no esa sociedad en la cual se deshace las jubilaciones, los beneficios adquirido del Seguro Social, no esa sociedad donde los media pertenecen a los pudientes, todas esas cosas que no hubieramos  avalado si fueramos los autenticos herederos del Consejo Nacional de la Resistencia.

A partir del 1945, despuès de un drama atroz, es auna ambiciosa resurección a la cual se libran las fuerzaspresentes en el seno del CNR. Recordamoslo, es entonces que ha sido creado el Seguro Social como lo deseaba la Resistencia, como su programa lo estipulaba : ” un plan completo de Seguro Social, con objectivo asegurar a todos los ciudadanos los medios de existencia, en el caso que no son capaces de procurarselo por el trabajo” ; ” una jubilación que permita a los viejos trabajadores de terminar dignamente sus días.”  Se nacionalizaron las fuentes de energía, la electricidad y el gas, las minas de hulla, los grandes bancos. Lo que preconizaba ese programa aun, ” el regreso a la nación de los grandes medios de producción monopolizados, fruto del trabajo común, fuentes de energía, riquezas del subsuelo, compañías de seguro y grandes bancos” ; ” la instauración de una verdadera democracia económica y social, implicando la evicción de las grandes feolidades económicas y financieras de la dirección de la economía”. El interés general debe superar el interes particular, el justo reparto de las riquezas creadas por el mundo laboral superar el poder del dinero. La Resistencia propone ” una organización racional de la economía asegurando la subordinación de los intereses particulares al interés general y liberada de la dictadura profesional instaurada como figuraban los Estados fachistas”, y el gobierno provisional de la República ha tomado el relevo de aquel programa.

Una verdadera democracia precisa una prensa independiente ; la Resistencia lo sabe, lo exige, al defender ” la libertad de la prensa, su honor y su indenpendecia en cuanto al Estado, a las potencias financieras e influencias extranjeras.” Es lo que relevan las ordenanzas sobre la prensa, desde 1944. Nonobstante, es precisamente eso que se encuentra en peligro hoy.

La Resistencia llamaba a ” la posibilidad efectiva para todos los niños franceses de beneficiar de la instrucción la más desarollada”, sin discriminación ; pero todas las reformas propuestas desde 2008 van en contra de ese proyecto. Jovenes docentes, cuya acción sostengo, se negaron en aplicarlas y vieron sus sueldos amputados en forma de castigo. Se indignaron, desobedecieron, juzgaron esas reformas demasiado lejos del ideal de la escuela republicana, demasiado al servicio de una sociedad del dinero y que no desarolla suficientemente el espiritu creativo y critico.

Es todo el zócalo de las conquistas sociales de la Resistencia que se encuentra en peligro hoy.

El motivo de la resistencia, es la indignación.

Hoy día se osa decirnos que el Estado no puede más asegurar los costes de esas medidas ciudadanas. ¿ Pero como puede hacer falta dinero hoy para mantener y prolongar esas conquistas cuando la producción incrementó de manera considerable desde la Liberación, periodo en el cual Europa era arruinada ? Si no porqué el poder del dinero, tan combatido por la Resistencia, nunca ha sido tan grande, insolente, egoista, con sus proprios servidores en las esféras más alta del Estado. Los bancos ahora privazitados se preocupan primero por sus dividendos, y los muy altos sueldos de sus dirigentes,  no por el interés general. La diferencia entre los más pobres y los más ricos nunca ha sido tan importante ; y la carrera al dinero, la competencia, tan fomentada.

El motivo básico de la Resistencia era la indignación. Nosotros, veteranos de los movimientos de resistencia y las fuerzas combatientes de la France libre, llamamos las nuevas generaciones para que hagan vivir, transmitir, la herencia de la Resistencia y sus ideales. Les decimos : ¡ tomad el relevo, indignase ! Los responsables políticos, económicos, intelectuales y el conjunto de la sociedad no deben renunciar, ni dejarse impresionar por la actualidad dictadura internacional de los mercados financieros que amenazan la paz y la democracia.

Deseo a todos, cada uno de vosotros, tener su proprio motivo de indignación. Es precioso. cuando algo les indigna como lo he sido por el nazismo, entonces se convierteran en militantes, fuertes y comprometidos. Así se alcanza esa corriente de la historia y la gran corriente de la histoire debe seguir gracias a cada uno. Y esa corriente va hacia más justicia, más libertad pero no esa libertad sin control del zorro en el gallinero. Esos derechos, escritos en la Declaración universal de 1948, son universales. Si encuentran alguien que no beneficia de ellos, compadecenle, ayudanle a conquistarlos.

Dos visiones de la historia

Cuando intento entender lo que ha causado el fachismo, como hemos sido invadidos por él y por Vichy, yo pienso que los pudientes, con su egoismo, tuvieron un miedo tremendo de la revolución bolchevica. Se dejaron guiar por su temor. Pero si, hoy como entonces, una minoría activa se levanta, eso sera suficiente, tendremos la levadura para que la masa levante. Claro, la experiencia de un muy viejo como yo, nacido en 1917, se diferencia de la experiencia de los jovenes de hoy. Pido a menudo a profesores en colegios la posibilidad de intervenir ante sus alumnos, y les digo : no tienen las mismas razones evidentes de comprometerse. Para nosotros, resistir, era no aceptarla ocupación alemana, la derrota. Era relativamente sencillo. Sencillo como lo que siguió, la decolonización. Lugo la guerra de Algeria. Algeria tenía que ser independiente, es evidente. En cuanto a Stalin, todos hemos aplaudido la victoria del Ejercito rojo contra los nazis, en 1943. Pero ya cuando nos habiamos enterado de los procesos de Moscú de 1935, y aun  había que estar atento al comunismo para compensar el capitalismo americano, la necesidad de oponerse a este totalitarismo se habia impuesto como una evidencia. Mi larga vida me ha dado una succesión de razones de indignarme.

Nacieron esas razones menos de una emoción que de una voluntad de compromisión. El joven normalien aue yo era ha mostrado mucho interés a Sartre , un mayor condiscípulo . La nausea, El muro, no El ser y la nada, han sido muy importantes en la formación de mi pensamiento. Sartre nos enseñó a decirnos : ” sois responsables como individuos . ” Era un mensaje libertario. La responsabilidad del humano que no puede contar con un poder o un dios. Al contrario, hay que comprometerse en nombre de su propria responsabilidad de persona humana. Cuando integré la Escuela Normal superior de la calle d’Ulm, en Paris, en 1939, entraba como ferviente discípulo del filósofo Hegel, y seguía el seminario de Maurice Merleau-Ponty. Su enseñenza exploraba el experimeinto concreto, del cuerpo y sus relaciones con el sentido, gran singular en frente del plural de los sentidos. Pero mi optimismo natural, que quiere que todo lo deseable sea posible, me llevaba hacia Hegel. El hegelianismo interpreta la larga historia humana como tuviera un sentido : la libertad del humano progresando etapa por etapa. La historia está hecha de golpes succesivos, es la toma en cuenta de los desafios. La historia de las sociedades progresa, y al final, el humano alcanza su libertad completa, llegamos al Estado democratico ideal.

Existe por supuesto otro concepto del mundo. Los progresos hechos por la libertad, la competencia, la carrera al ” siempre más”, se pueden vivir como un huracán destructor. Así representa este concepto un amigo de mi padre, el hombre que compartió el labor de traducción en aleman de “ la busca del tiempo perdido” de Marcel Proust. Es el filósofo aleman Walter Benjamin. Había concretado un mensaje pesimista de una obra del pintor suizo Paul Klee, el Angelus novus, donde la figura del angel abre los brazos para contener y rechazar una tormenta que identifica como el progreso. Para Benjamin que se suicidará en septiembre 1940 para huir el nazismo, el sentido de la historia, es el irresistible camino que va de catástrofe en catástrofe.

La indeferencia : la peor de las actitudes

Es cierto, las razones de indignarse pueden parecer hoy menos claras o el mundo demasiado complejo. ¿ Quien manda, quien decide ? No es siempre fácil distinguir entre todas las corrientes que nos gobiernan. Nos tenemos que verselas con una pequeña elite de la cual entendemos claramente las acciones. Es un vasto mundo y sentemos bien su interdependecia. Vivimos en una interconectividad como nunca ha existido. En ese mundo hay cosas insoportables. Para verlo, hay que mirarlo bien, buscar. Digo a los jovenes : buscad un poco y encontraréis. La peor de las actitudes es la indiferencia, decir ” no puedo nada, me las arreglo”. Al comportarse así, perdéis uno de los componientes esenciales que hace el humano. Uno de sus componientes esenciales : la faculdad de indignación y el compromiso, lo cual es una de sus consecuencias.

Podemos identificar ya dos nuevos grandes desafios :

1. la imensa diferencia que existe entre los muy pobres y los muy ricos que no deja incrementarse. Es una innovación de los siglos XX y XXI. Los muy pobres reciben a penas más de dos dólares al día. No podemos dejar esa diferencia aumentar más. Esa única constatación debería provocar una rección.

2. los derechos humanos y el estado del planeta. Tuvé la suerte despuès de la Liberación de estar asociado a la redacción de la Declaración universal de los derechos humanos adoptada por la ONU el 10 de diciembre de 1948, en Paris, en el palacio de Chaillot. Es como ” chef de cabinet” de Henri Laugier, secretario general adjunto de la ONU, y secretario de la comisión de los derechos humanos que, con otras personas, he participado a la redacción de aquella declaración. No podré olvidar, en su elaboración, el papel de René Cassin, comisario nacional a la justicia y a la educación del gobierno de la Francia libre, en londres, en 1941, que fue Premio nobel de la paz en 1968, ni aquel de Pierre Mendès France, en el seno del Consejo económico y social a quien sometiamos nuestros textos, antes de examinarse en la tercera comisión de la asemblea general, encargada de los asuntos sociales, humanitarios y culturales. En aquella contaba los 54 Estados miembros época de las Naciones Unidas de las cuales yo era el secretario. Debemos a René Cassin el término ” universales” en vez de ” internacionales” como lo proponían nuestros amigos anglosajones. Porqué allí es la apuesta al salir de la segunda guerra mundial . emanciparse de las amenazas del totalitarismo sobre la humanidad. Para emanciparse de eso, se debe obtener que los Estados miembros de la ONU se comprometan a respectar aquellos derechos universales. Es una manera de desbaratar el argumento de plena soberanía que un Estado puede presentar mientras se está dedicando a crimenes contra le humanidad en su proprio suelo. Fue el caso de Hitler que se consideraba amo en su casa y autorizado a provocar un genocidio. Aquella declaración debe a la revulsiónuniversal hacia el nazismo, el fascimo, el totalitarismo, y aun, por nuestra presencia, al espiritu de la Resistencia. Yo sentía que había que hacer rápidamente, no ser crédulo de la hipocresía en la afiliación proclamada por los vencedores a esos valores que no tenían todos la intención de promover lealmente, y que intentabamos imponer.

No resisto a las ganas de citar el artículo 15 de la Declaración universal de los Derechos Humanos : ” Toda persona tiene derecho a una nacionalidad” ; el artículo 22 : ” Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguro social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarollo de su personalidad.” Y si esa declaración tiene valor declarativo y no jurídico, nonobstante ha jugado un papel poderoso desde 1948 ; hemos visto pueblos colonizados apoderarse de ella en su lucha por la  independencia ; Ha sembrado los espiritus en su lucha  por la libertad.

Constato con placer que durate los últimos años se multiplicaron las organizaciones no guberne mentales, movimeintos sociales como ATTAC, la FIDH, Amnesty... que son activos y competentes. Es evidente que para ser eficaz hoy día, hay que actuar en redes, para sacar provecho de todos los medios modernos de comunicación.

A los jovenes, yo digo : mirad a su alrededor, encontraréis temas que justifican su indignación – el trato a los inmigrantes, a los sin papeles, a los Roms. Encontraréis situaciones concretas que os incitan a llevar a cabo un acción ciudadana fuerte. ¡ Buscad y encontraréis !

Mi indignación en cuanto a Palestina

Hoy mi principal indignación concierne la Palestina, la franja de Gaza, la Cisjordania. Ese conflicto es la fuente de una indignación. Se debe absolutamente leer el informe de Richard Goldstone del septiembre del 2009 sobre Gaza, en el cual ese juez surafricano, judío, que se define sionista aun, acusa el ejercito israeli de haber cometido ” actos similares a crimenes de guerra, y en algunas circonstencias, crimenes contra la humanidad” durante la operación “Plomo fundido” que duró tres semanas.  He vuelto en Gaza en 2009, donde pude entrar con mi mujer gracias a nuestros pasaportes diplomáticos afin de analizar de vista propria lo que ese informe decía. Las personas que nos acompañaba no han sido autorizados a entrar en la franja. Ni en Cisjordania. Hemos visitado los campos de refugiados palestinos instalados en 1948 por a agencia de la ONU, l’ UNRWA, donde casi tres miliones de palestinos echados de sus tierras por Israel esperan un regreso cada día más problemático. En cuanto a Gaza, es una prisión a cieo abierto para un milion y medio de palestinos. Ua prisión donde se organizan para sobrevivir. Más aun que las destrucciones como la del hospital de la Media luna roja por Plomo fundido, es el comportamiento de los Gazaouis, su patriotismo, su amor del mar y de las playas, su constante preocupación del bienestar de los niños, innumerables y risueños que obsesionan nuestra memoria. Nos impresionó su manera ingeniosa de enfrentar las penurías que se le han impuesto. Les hemos visto confeccionar tejas sin concreto para volver a construir los millares de casas destruidas por los tankes. Se nos ha confiramda que hubó 1400 muertos – mujeres, niños, viejos del lado palestino – durant aquella operación ” plomo fundido” llevado a cabo por el ejercito israeli, contra tan solo 50 heridos dl lado israeli. Comparto las conclusiones del juez surafricano. Que judíos puedan perpetuar crimenes contra la humanidad es  insoportable. Desgraciadamente, la historia nos enseña pocos casos en los cuales los pueblos sacan provecho de las lecciones de su propria historia.

Lo sé, el Hamas que habia ganado las últimas elecciones legislativas no pudo evitar que se evian bombas sobre ciudades israelies en respuesta a la situación de aislamiento y de bloqueo en la cual se encuentran los Gazaouis. Pienso eviedentemente que el terrorismo es inaceptable, pero hay que reconocer que cuando estamos ocupados por medios militares infinamente superiores a los nuestros, la reacción popular no puede ser solo no-violenta.

¿ Sirve al Hamas enviar bombas sobre la ciudad de Sderot ? La respuesta es no. no sirve su causa pero podemos explicarlo por la exasperación de los Gazaouis. En la noción de exasperación, se debe ebtebder la violencia como una lamentable conclusión de situaciones inaceptables para aquellos que las aguantan. entonces, podemos decir que el terrorismeo es una forma de exasperación. Y que esa exasperación es un término negativo. No se debería ex-asperar pero es-perar. La exasperación es la negación de la esperanza.  Es comprensible, diria casi que es natural, pero por lo tanto no es aceptable. Porque no permite obtener los resultados que pudiera eventualmente producir la esperanza.

La no-violencia, el camino que debemos aprender a seguir

Estoy convencido que el futuro pertenece a la no violencia, a la conciliación de las diferentes culturas. Es por esa vía que la humanidad deberá superar su proxima etapa. Y allí, alcnazo Sartre, no podemos disculpar los terroristas que echan bombas, los podemos entender. Sartre escribe en 1947 : ” Reconozco que la violencia bajo cualquiera forma que se manifieste es una derrota. Pero es una derrota inevitable porque vivimos en un unverso de violencia. Y si es cierto que el recurso a la violencia sigue siendo la violencia que la puede perpetuar, también es cierto que es el único medio de pararla.” A eso añadiré que la no-violencia es el medio más seguro para que cese la violencia. No se puede sostener los terroristas como lo ha hecho Sartre en nombre de aquel principio durante la guerra de Algeria, o al momento de los atentados de Munich en 1972 cometidos contra atletas israelis. No es eficaz y Sartre mismo acabará interrogandose al fin de su vida sobre el sentido del terrorismo y dudar de su razón de ser. Decirse ” la violencia no es eficaz” es mucho más importante que saber si debemos o no los que la practican. El terrorismo no es eficaz. En la noción de eficacía se ne cesita una esperanza no-violenta. Si existe una esperanza o violenta, se encuentra en la poesía de Guillaume Apollinaire : ” Que violenta es la esperanza ” ;  no en política. Sartre, en marzo del 1980, tres semanas antes de su muerte, declaraba : ” hay que intentar explicar por qué el mundo de hoy, el cual es horrible, no es más que un momento dentro del largo desarollo histórico, que la esperanza siempre ha sido una de las fuerzas dominantes de las revoluciones e insurecciones, y como yo siento todavía la esperanza como mi concepción del provenir.”

Debemos entender que la violencia da la espalda a la esperanza. Le debemos preferir la esperanza, la esperanza de la no-violencia. Es el camino que debemos aprender a seguir. Tanto  del lado de los opresores como de los oprimidos, hay que llegar a una negociación para que desaparezca la opresión ; lo que permitirá no haber más violencia terrorista. Por eso no se debe dejar acumular tanto odio.

El mensaje de un Mandela, de un Martin Luther King se ha vuelto pertinente en un mundo que ha superado la confrontación de las ideologías y el totalitarismo conquistador. Es un mensaje de esperanza en la capacidad de las sociedades modernas a superar los conflictos por medio de uan comprensión mutua y una paciencia vigiladora. Para llegar a eso, hay que basarse en los derechos, cuya violación, quien sea el autor, debe provocar nuestra indignación. No se debe transigir sobre aquellos derechos.

Para una insurrección pacífica

He notado- y no soy el único en ese caso- la reacción del gobierno israeli confrontado al hecho que cada viernes los ciudadanos de Bil’id van, sin aventar piedras, sin usar la fuerza, hasta el muro contra el cual protestan. Las autoridades israelies calificaron ese camino de ” terrorismo no violento”.  Que tal…. Hay que ser israeli para calificar la no violencia ” terrorista”.  Sobre todo hay que ser incomodo por la eficacía de la no violencia que funciona por el hecho de conseguir el apoyo, la comprensión, la protección de todos aquellos en el mundo son adversarios de la opresión.

El pensamiento productivista, llevado por el occidente, arrasgó el mundo en una crisis de la cual hay que salir por una ruptura radical con la carrera de l ” siempre más”, en los dominios  financiero, scientífico, técnico. Ya es tiempo que prevalezaca la preocupación por la ética, la justicia, el equilibrío duradero. Porque riesgos más graves nos amenazan. Pueden acabar con la aventura humana en un planeta que llegaría a ser inhabitable para el humano.

Pero es cierto que hubó avances importantes desde 1948 : la decoloización, el fin del apartheid, la destrucción del emperio soviético, la caída del muro de Berlin. En cambio, los diez primeros años del siglo XXI han sido un periodo de retraso. Yo explico ese retraso en perte por la presidencia de G. Bush, el 11  de septiembre, y las consecuencias desastrosas para  EEUU, como esa intervención militar en Irak. Hemos tenido esa crisis económica, pero no hemos iniciado una nueva política de desarollo. De misma manera, la cumbre de Copenhagen no ha permitido un verdadero compromiso político para la preservación del planeta. Estamos en un umbral,  entre los horrores de la primera decada y la sposibiliddes de las decadas por venir. Pero hay que eserar, siempre esperar. La decada anterior, la de los años 1990 han sido al origén de muchos avances. Las Naciones Unidas supieron convocar conferencias como la de Rio sobre medio ambiental, en 1992 ; la de Pekin sobre mujeres, en 1995 ; en septiembre 2000, en la iniciativa del secretario general, Kofi Annan, los 191 paises adoptaron la declaración sobre los ” Ocho objectivos del milenario para el desarollo”, por la cual se comprometen reducir por la mitad la pobreza en el mundo antes del 2015. Mi gran decepción es que ni Obama ni la Unión Europea se manifestieron con lo que debería ser su aportación para una  fase constructiva,  apoyandose sobre valores fundamentales.

¿ Como concluir esa llamada a indignarse ? Recordando otra vez que, con motivo del 60º anversario del programa del Consejo Nacional de la Resistencia, deciamos el 8 de marzo del 2004, nosotros veteranos de los movimientos y de las fuerzas combatientes de la Francia libre (1940-1945), que claramente el ” se ha vencido el nazismo, gracas al sacrificio de nuestros hermanas y hermanos de la Resistencia y de la Naciones unidas contra la barbaria fachista. Pero esa amenaza o ha totalmente desparecido y nuestra ira contra la injusticia sigue siendo intacta”.

No, esa amenaza no ha desaparecido totalmente. Entonces, seguimos llamando a ” verdadera insurrección pacífica contra los medios de comunicación masivos que no proponen más a la juventud que consumo masivo, desprecio de los más debiles y de la cultura, amnesia generalizada y competencia a ultranza de todos contra todos.”

A aquellos que harán el siglo XXI, les decimos con nuestra afección :

“CREAR, ES RESISTIR.

RESISTIR, ES CREAR”

 

Anuncios